Perros y gatos: consejos para que se lleven bien

May 20, 2019 by

Perros y gatos: consejos para que se lleven bien

La relación entre estos dos tipos de animales de compañía más representativos siempre ha sido una cuestión complicada. Generalmente, está extendida la teoría de que los perros y los gatos no se llevan bien. Esta creencia popular no es cierta en gran medida, dado que hay una serie de factores que, bien gestionados, pueden favorecer una relación muy positiva entre ambos.

Perros y gatos: ¿es posible que se lleven bien?

Tener paciencia, clave para una relación sólida

Si tu perro y tu gato han permanecido juntos desde bien pequeños es muy probable que tengan una relación fantástica y puedas dejarles solos en la misma habitación sin ningún problema. Si se juntan por primera vez ya siendo adultos, la relación es más complicada.

Cierto es que muchos perros y gatos consiguen socializar muy positivamente en poco tiempo, pero la tónica suele ser distinta. Para que ambos puedan convivir muy positivamente es fundamental concederles el tiempo y el espacio necesario. En el caso de que la relación no se asiente tras muchos meses, lo mejor sería recurrir a ayuda profesional.

perros y gatos niña

Respetar las jerarquías

Una mascota nueva siempre genera gran ilusión y recibe la mayor parte de las atenciones en el hogar.

Sin embargo, es fundamental ofrecer un apoyo constante a tu mascota más “veterana”. Si tu perro y tu gato empiezan con mal pie y tú ofreces un mayor cariño a la mascota que acaba de llegar, tu otra mascota puede sentirse desplazada y puede empeorar aún más la situación.

Siempre que se genera algún tipo de rivalidad entre ellas, es imprescindible que tu mascota más veterana reciba mayor apoyo para no verse amenazada ante la presencia del nuevo huésped.

Controlar las distancias

En los primeros choques entre ambos, es muy probable que tanto tu perro como tu gato no respeten sus distancias de seguridad y puedan llegar a herirse.

Antes de los primeros encuentros, puedes realizar pequeños trucos como atar a tu perro para evitar un acercamiento peligroso o situar a tu gato en una posición elevada. Esta segunda cuestión puede parecer una nimiedad, pero la realidad es que los felinos prefieren observar a una cierta altura porque así se sienten más seguros.

Detectar las señales

En muchas ocasiones, antes de que se produzca una situación desagradable entre tus mascotas, ambos emiten señales de que el enfrentamiento está próximo.

Si tu gato muestra bufidos constantes o se le eriza el pelo a la par que sitúa las orejas hacia atrás, es muy probable que esa actitud amenazante sea el preludio de un ataque. Del mismo modo, si tu perro muestra los dientes y ladra enérgicamente, puede ser el origen de un conflicto de gran intensidad.

En estos casos es fundamental la anticipación y el cumplimiento de las distancias mínimas. De todas maneras, es complicado que esto ocurra, así que no te preocupes y muestra siempre mucho cariño y respeto a perros y gatos.

perros y gatos

 

Mostrar seguridad

No muestres excesiva inseguridad en los primeros encuentros. Tus mascotas pueden detectar que estás nervioso y el conflicto puede agravarse.

Es crucial que tus animales sepan que tienes la capacidad de resolver ese tipo de situaciones con solvencia. Si ellos observan que sabes desenvolverte con tranquilidad cada vez que se genera un conflicto, confiarán en ti y en consecuencia, también en la otra mascota.

No tomes este asunto con excesiva preocupación, es normal que al principio cueste pero con tiempo y siguiendo estas pautas, todo saldrá bien y podrás disfrutar del maravilloso regalo que es tener dos mascotas tan distintas en tu hogar.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − uno =