Los cuidados de tu mascota frente a los problemas de la primavera

May 3, 2017 by

primavera2Dicen que “la primavera la sangre altera”, y si nos sucede a nosotros, ¿por qué no puede sucederles a nuestras mascotas?

La naturaleza, el sol, la flora y la fauna son solo ejemplos de lo que caracteriza esta época tan deseada por unos y tan odiada por otros como son aquellos que sufren por ejemplo alergias.

El aumento de horas de luz solar al día provoca cambios en los hábitos de nuestras mascotas, como pueden ser paseos más largos en zonas naturales, parques o en el campo. Estas actividades siempre favorecerán la salud de nuestros animales siempre y cuando se tengan en cuenta un cierto cuidado con respecto a las patologías comunes de la primavera.

Uno de los principales problemas de esta época es el exceso de polen en el ambiente y por lo tanto, la aparición de alergias de diferentes tipos en un porcentaje elevado de la población, y aunque suene extraño, los animales también pueden verse afectados por ello. Los síntomas más comunes suelen ser picores, estornudos, lagrimeo en los ojos, rojeces, y un largo y posible etcétera. Este tipo de alergias pueden ser continuadas y requerir medicación incluso de por vida, por lo tanto si detectamos cualquier síntoma en nuestra mascota, será importante acudir a nuestro veterinario de confianza para que pueda realizarle las pruebas oportunas y así poder seguir los pasos necesarios.

Dentro de los problemas que puede provocar la vegetación en primavera, nos encontramos también con las abundantes espigas que se encuentran en muchos de los parques de nuestras ciudades. Las semillas de las espigas pueden provocar inflamaciones como otitis al inserirse en la nariz o en los oídos. Los perros con pelo largo son propensos, si van por las zonas dónde se encuentran las espigas, a que se queden adheridas a su pelaje y por lo tanto a tener estos problemas. Intente, si suele visitar zonas donde abundan, que su mascota tenga el pelo corto y revisar si tiene alguna; si ese es el caso, acuda a su veterinario para que la quite.

Con la llegada del buen tiempo no solo el polen invade el ambiente en las calles, sino que la actividad de los pequeños insectos como las avispas, arañas y las llamadas orugas de pino o procesionarias, aumentan su actividad y con ella el peligro a posibles picaduras y reacciones. Cuando esto ocurre debemos prestar gran atención a las posibles inflamaciones en la boca y garganta que pueden producir dificultades respiratorias. Además de estas picaduras, se pueden presentar otros síntomas provocados por los pelos urticantes con los que está recubierta la procesionaria y que pueden incluso clavarse en la lengprimavera4ua y en la laringe liberando una toxina muy peligrosa para la salud del animal. Un consejo para evitarlo sería no acudir con frecuencia a pinares que estén afectados por estas orugas.

Otra enfermedad horrible para la salud de la animal y que se puede evitar es la leishmania, producida por la picadura de los mosquitos –muchos de ellos habitan en las zonas húmedas del Mediterráneo con este tiempo-. Si detecta pérdida de peso, diarreas, caída del pelaje, etc. las medidas que podemos utilizar es la vacuna que existe para dicho caso o antes los productos repelentes.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 11 =