Heridas en las almohadillas de perros: cómo cuidarlas

Oct 31, 2019 by

Heridas en las almohadillas de perros: cómo cuidarlas

 

Las almohadillas de los perros están continuamente en contacto con el suelo. Son la barrera que protege las patas del animal. Podríamos decir que son las “plantas de los pies” de los perros. Es la mayor protección del animal ante agresiones externas o accidentes. La piel de esta zona es mucho más gruesa y resistente de lo que lo es en el resto del cuerpo.

Sin embargo,  están expuestas (más que otra parte del cuerpo) a riesgos. Pueden resecarse fácilmente así como agrietarse o sufrir heridas y cortes en distintos grados. Será más habitual que estos se produzcan cuando nuestro perro se ve sometido a sobre esfuerzos. 

¿Cómo se curan las almohadillas de perros?

Antes de curar las almohadillas de un can es necesario conocer cuál es el origen del problema. Y si es necesario practicar primeros auxilios o no. Para ello es importante identificar si nos encontramos ante una herida muy profunda, si el nivel de sangrado es excesivo, si existe algún tipo de quemadura o si la piel se ha abierto.

Si se produce alguno de estos casos lo más recomendable es que asistamos directamente a un veterinario. Sin embargo, si se trata de un corte superficial o un rasguño sí que podremos solucionarlo perfectamente sin salir de casa.

En el caso de que la herida de la almohadilla esté sangrando en exceso antes de mover al animal y dirigirnos al veterinario deberemos detener la hemorragia. Para hacerlo de una forma rápida y eficaz necesitaremos agua oxigenada en grandes cantidades así como gasas esterilizadas.

Heridas en las almohadillas de perros-

Curar heridas en las almohadillas de perros

Para realizar las curas desde casa seguiremos el siguiente método:

  • En primer lugar limpiaremos el área afectada con agua tibia y abundante. De esta forma podremos deshacernos de posibles residuos y restos de sangre para poder inspeccionar de una forma más precisa la rasgadura.
  • A continuación aplicaremos agua oxigenada con mucha delicadeza para a continuación secar la zona con una gasa y con extremada suavidad.
  • Hazte con una gasa nueva y empápala levemente con yodo o digluconato de clorhexidina específicos para animales.
  • Siempre es mucho más recomendable que la herida inicie el proceso de cicatrización al aire libre. Esto ayuda a acelerarlo porque está en contacto directo con el oxígeno, algo que siempre ayuda.
  • Sin embargo, al tratarse de una zona especial que está en contacto directo con el suelo deberemos taparla para protegerla de infecciones o mayores agresiones. Vendaremos la zona e iremos intercambiándola durante unas dos o tres veces diarias al tiempo que seguimos de cerca el proceso de cicatrización.
  • Puedes utilizar productos especializados para las almohadillas de perros. Podrás encontrar pomadas que ayudan al proceso de cicatrización. Si lo deseas, aplícala siguiente las instrucciones situadas en el envase.
  • Si tu perro es muy inquieto y no puede evitar arrancarse el vendaje es recomendable recurrir a un collar isabelino. De este modo podrás asegurarte d que el proceso de cicatrización sigue su curso con normalidad y sin riesgos.Heridas en las almohadillas de perros-

¿Conclusión?

Es importante que antes de iniciar cualquier actuación analices bien la gravedad de la herida. Si ves que es grave desde un primer momento será necesario que lleves a tu perro a un veterinario. Tendrá que evaluar la situación y escoger un tratamiento más adecuado.

Si es un rasguño superficial que empeora será necesario que igualmente acudas a un veterinario. No dudes en seguir sus indicaciones en todo momento pues de ello dependerá el estado de salud de perro.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − Trece =