Hámster ruso: Cuidados y curiosidades

Mar 10, 2020 by

Hámster ruso: Cuidados y curiosidades

Con 7 centímetros de longitud y alrededor de 35 gramos de peso, el hámster ruso se ha convertido en estos últimos años en una de las mascotas domésticas más simpáticas y populares del mundo.
Esta variedad de hámster procede del suroeste de la fría Siberia, así como de las regiones de Kazajistán, Manchuria y Mongolia. Dentro de las distintas variedades de hámster que se pueden encontrar, este pequeño roedor es uno de los más comunes y también de los más dóciles y sociables. Por ello, es una mascota de compañía perfecta en cualquier hogar.

Principales cuidados del hámster ruso

Si quieres tener este pequeño roedor en casa, es conveniente que le apliques los cuidados necesarios para que tu mascota esté siempre saludable. Aunque los cuidados que debe recibir este animal no son muy diferentes de los que necesita cualquier otra variedad de hámster, te contamos todas las precauciones e indicaciones que debes tener en cuenta para cuidar de tu mascota:

1. El tamaño de la jaula

La jaula es, en definitiva, la casa de tu hámster ruso, y también el lugar en el que pasará la mayor parte del tiempo. Por ello, antes de llevar a tu mascota a casa, deberías asegurarte de que cuentas con una jaula de un tamaño lo suficientemente amplia como para que el hámster viva confortablemente.
Recuerda, que las medidas de esta raza de hámster varían desde los 7 y hasta los 11 centímetros de longitud, como máximo, y suele pesar entre 35 y 50 gramos como máximo. Pero además de tener en cuenta el tamaño de tu mascota en comparación con la jaula, debes recordar que en la misma, vas a colocar diferentes elementos que también le restan espacio libre al animal, como el depósito del agua, la bandeja de comida, o los juguetes con los que tu hámster ruso se entretendrá.

2. El serrín

Hay muchos tipos de serrín para esparcir sobre el suelo de la jaula de los hámster. Sin embargo, para el hámster ruso hay que evitar utilizar el serrín de cedro o el de pino, ya que estos tipos de madera desprenden un aceite que puede llegar a ser perjudicial para el sistema respiratorio de estas mascotas.
Recuerda que el serrín de la jaula hay que cambiarlo todas las semanas, para mantener así una correcta higiene y cuidado de tu hámster ruso. Asimismo, nunca debes olvidarte de retirar los restos de frutas y verduras que no se ha comido tu hámster en su momento, ya que si se los come más tarde, podría ponerse enfermo.

3. Alimentación

El hámster ruso debe tomar un tipo de pienso específico. Sin embargo, si quieres que su dieta sea todavía más variada, puedes ofrecerle una pequeña cantidad de frutas o de vegetales frescos un par de días a la semana.

4. Cuidado con el sol

La jaula de tu hámster debe estar siempre en un lugar bien ventilado, así como alejado de la luz solar. Además, este tipo de animal necesita salir de la jaula, al menos, una vez cada día, para que sus dueños jueguen con él y lo acaricien. El mejor momento para sacar a tu hámster de la jaula es a última hora de la tarde o por la noche, ya que éstas mascotas suelen dormir durante gran parte del día.

Algunas curiosidades sobre el hámster ruso

  • ¿Sabías que los hámster rusos son auténticos fans de algunas frutas como la manzana, las fresas o el melocotón?
  • ¿Y que todo lo que comen a lo largo del día tienen que quemarlo a través del ejercicio físico?
  • ¿Y que éste es el roedor más popular en todo el mundo.

Los hámster rusos son unas pequeñas mascotas entrañables a los que les encanta vivir en familia y recibir gestos de cariño y ternura por parte de sus dueños.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ocho − 2 =