Mi gato se comporta como un perro

Dic 3, 2019 by

Mi gato se comporta como un perro

Los gatos tienen comportamientos muy marcados que los definen mucho. Suelen caracterizarse por su independencia y frialdad. Se les conoce por ser muy cariñosos y poco sociables, aunque vivir con gatos puede tener muchos beneficios. Suele presentarse opuestos al carácter y comportamiento opuestos a los perros. De hecho, suele existir división entre los amantes de los perros y de los gatos.

¿Gatos o perros?

Existe la creencia de que estas mascotas son tan opuestas que es imposible la convivencia entre ellas, apareciendo siempre como eternos rivales en el imaginario popular. Pero vamos a desmontar todos estos mitos. Sobre todo, cuando nos encontramos gatos muy cariñosos y con comportamientos parecido al de los perros, según sus dueños.

En primer lugar, podremos encontrar gatos con comportamiento poco felinos debido a que han tenido poco contacto con otros gatos. Si esto sucede es posible que los comportamientos perrunos se hayan adquirido por la intervención inconsciente de los humanos.

gato comportamiento perro

El gato aprende mucho de la interacción con los humanos, y si estos promueven la sociabilidad y el juego es muy probable que la mascota gatuna adquiera estos comportamientos que atribuimos a los perros. En ocasiones podemos ver a gatos siendo paseados por sus amos (y nos llama bastante la atención) o a felinos jugando a traer la pelota como el can más juguetón.

Estos comportamientos no deberían afectar a la salud de nuestros gatos en lo más mínimo. Pueden surgir problemas eventuales por ejemplo si tiene convivir con otros gatos debido a la diferencia en el comportamiento.

Si es necesario que el gato aprenda algún comportamiento felino para su propio beneficio deberemos enseñárselo. Por ejemplo, si no ha aprendido a rascar en el palo para ello para poder controlar el crecimiento de sus uñas deberemos enseñárselo. La enseñanza se suele realizar mediante la imitación, pero siempre podremos acudir a nuestro veterinario para conocer la mejor opción.

Existen gatos con comportamiento similares a los perros

Por otro lado, existen razas de felinos que por su propia naturaleza tienen comportamientos parecido al de los perros. Como cualquier animal de compañía cada raza tiene sus propias particularidades que también afectan al comportamiento.

Podemos encontrar con que los gatos Abisinios les gusta el agua y aceptan ser paseados con correa como cualquier chucho. Los siameses son muy comunicativos y cogen mucho cariño a los dueños. Los de la raza Bombay destacan por su inteligencia. Los gatos Manx se llevan especialmente bien con los niños. Los gatos esfinge son muy cariñosos. Y podríamos seguir con un largo listado.

Al igual ocurre con los perros, existen razas con comportamiento típicamente gatunos. Los Pomerianias son bastante rebeldes, los Shiba Inu se caracterizan por su independencia, etc. Los gatos y los perros pueden compartir bastantes aspectos comunes en su comportamiento.

Por ello encontrar un gato que se comporte como un perro no es tan raro. Sin embargo, hay que recordar que un gato no deja de ser un gato, y que tiene sus necesidades como tal que hay que seguir atendiendo.

gato comportamiento perro

Es importante romper con el mito de que los gatos son mascotas frías e independientes. Los gatos son súper cariñosos y juguetones. Sienten apego y cariño por los miembros de su familia humana como cualquier otro perro. Al fin y al cabo, son uno de los animales de compañía mas adoptados.

Que un gato se comporte como un perro se puede deber a que haya sido educado de una manera determinada o a las características propias de la raza. Esto no debe causar mayores problemas y el gato se podrá desarrollar y vivir con plenitud.

En cualquier caso, siempre puedes consultar con un etólogo sobre el comportamiento de tus mascotas gatunas. Un experto siempre te dará el mejor asesoramiento.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − quince =