Comportamiento de tu perro tras las vacaciones

Ago 24, 2016 by

 

vacaciones perro playa

El final de las vacaciones también puede causar trastornos en tu perro

Llega el final de las vacaciones y nuestra vida regresa a la rutina. Decimos adiós a la playa, la montaña, los horarios relajados y decimos hola a la rigidez de los horarios, a estar en casa, a la oficina etc..

Para los humanos el regreso de las vacaciones puede resultar traumático, pero también lo puede ser para nuestra mascota, que pasa de estar casi las 24 horas del día con su dueño, en un ambiente de vacaciones y juegos, a la rutina de pasar muchas horas solo en casa.

Perros sensibles a los cambios de hábitos

Esto puede llevar a que nuestras mascotas, especialmente los perros, puedan sufrir alteraciones de la conducta que nos pueden resultar extrañas. En Yagublog queremos que seas capaz de identificar un cambio en el comportamiento de tu perro a la vuelta de vacaciones y qué medidas puedes adoptar para darle solución a este tema.

Algunas mascotas, especialmente los perros, son más sensibles a los cambios y  pueden sufrir con el final de las vacaciones y la vuelta a la rutina. Las vacaciones suponen un paréntesis en los hábitos diarios. Pasan de tener mucha actividad a lo largo del día, mucho contacto con sus dueños, muchos juegos y un importante cambio de horario, a la vuelta a la rutina del resto del año y eso les puede llegar a afectar.

Alteraciones Postvacacionales

Estos cambios se manifiestan en alteraciones de la conducta del perro. Estas son las más frecuentes:

Pérdida de hábitos higiénicos

Durante las vacaciones el perro ha perdido la rutina de unos horarios fijos, por lo que tampoco es extraño que se orine o defeque en casa durante unos días hasta que vuelva a habituarse. Es importante no reñirle ni recriminarle sus acciones. Lo más importante es que se habitúe lo más pronto posible a la rutina. Darle largos paseos a la hora habitual hará que regrese pronto a la rutina y vuelva a la normalidad.

Reclamo de la atención

Los horarios habituales de los seres humanos no nos permiten pasar mucho tiempo con la mascota. No obstante, durante las vacaciones todo cambia. Si estos días pasamos con nuestro can prácticamente las 24 horas del día, no podemos recriminarle, posteriormente, que el perro demande nuestra atención cuando volvamos a la rutina.
Para evitar esta situación es necesario reajustar de forma progresiva los horarios de ambos. Además, podemos aprovechar para introducir cambios en nuestras rutinas de manera que le podamos dedicar una mayor atención. Seguro que el perro estará muy contento.

Incapacidad para quedarse solo y tranquilo en casa

Como decíamos antes, algunos perros pueden sufrir mucho después de pasar muchas horas con sus propietarios a estar nuevamente solo durante gran parte del día.

Este trastorno se denomina Trastorno de Ansiedad por Separación  y puede convertirse en un problema grave, por lo que cuando antes se le dé una solución menos sufrirá tu mascota.

Los efectos más habituales de este síndrome es: ladrar, gemir, llorar, rascar puertas y muebles o destrozar los enseres de la casa.

La solución pasa por habituar al animal a quedarse en casa de forma progresiva. Es un problema a tener muy en cuenta y puede requerir de un especialista en comportamiento canino o un veterinario ya que el animal podría necesitar alguna medicación específica.

Actividad exagerada

Si el perro ha tenido una alta actividad durante las vacaciones no debemos reducir de manera radical al terminar las mismas.

En este caso la solución pasa por tener paciencia y ofrecerle más ratos de ocio y de actividad cuando terminemos las vacaciones.

Robo o destrucción de objetos

Durante los días de vacaciones el perro recoge palos, piñas, y otros objetos que encuentra por ahí. Los tira al aire, los mordisquea etc.. siempre con la sana intención de jugar con ellos. Esta actividad se convierte en uno de sus divertimentos preferidos.

Cuando regresa al hogar sigue con la misma actitud y puede coger comida, objetos y ponerse a jugar con ellos.

La solución a este problema es poner a su disposición sus juguetes para que él tenga claro con lo que debe jugar.

vacaciones_dueñoCariño y paciencia

Como ves la vuelta de las vacaciones también puede resultar un trastorno para tu peludo y la solución en todos los casos pasa por tener mucha paciencia con la nueva situación del perro y ofrecerle mucho cariño para que vuelva a la rutina del resto del año.

Siempre será interesante que esta rutina se recupere de forma gradual por lo que es importante regresar a casa unos días antes de que tengamos que volver a nuestra actividad habitual de manera que el perro también tendrá más tiempo a acostumbrarse al regreso de las vacaciones.

En Yagublog estamos convencidos de que este post te resultará de mucha utilidad pero también queremos conocer vuestra experiencia por lo que esperamos tus comentarios para poder completar este post.

Fuentes:

Nutro

Especiespro

El País

 

 

 

 

 

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − quince =